Mini-LED TV: Qué es

Analizaremos que es el Mini-led TV y cómo mejora los televisores de Samsung, TCL y Sony en este año 2022. Para este año se espera que la mejora para televisores LCD llegue a más modelos.

No hay discusión sobre que los televisores mejoran un poco cada año y para este 2022 la de mayor impacto podría ser el mini-LED. Consiste en la evolución de la tecnología tradicional de los televisores LCD que utiliza miles de diminutos diodos emisores de luz para mejorar la calidad de la imagen. Ya los fabricantes TCL, Samsung y LG han presentado nuevos televisores mini-LED, y tanto Sony como Hisense lanzarán sus primeros televisores mini-LED a finales de este año. Samsung llama a su versión Neo QLED, LG opta por QNED y la última versión de TCL se llama OD Zero.

neo q led

Hay que comenzar por lo que hace especial a los mini-LED TV y es que al utilizar más LEDs, más pequeños, para iluminar la pantalla, un TV puede tener un control más fino sobre sus luces y sombras, para un contraste y una calidad de imagen potencialmente mejores, sobre todo con programas, películas y juegos HDR. La principal ventaja de Mini-LED sobre OLED, que se sabe es la mejor tecnología de TV del mercado, es que puede ser más asequible, sobre todo en los tamaños de pantalla más grandes. Valga la aclaración que la mini-LED es una tecnología evolutiva, no revolucionaria, ya que está basada en la tecnología existente de los televisores LCD. En los televisores mini-LED como por ejemplo, la serie 6 de TCL y el Samsung QN90A, las mejoras en la calidad de la imagen son reales, aunque no lo suficientemente buenas como para superar al OLED.

Leer más: Comparativa LCD vs OLED

Todos o casi todos los fabricantes de televisores venderán un televisor mini-LED de algún tipo en el 2022, así que oiremos hablar mucho más de esta tecnología. A continuación te explicamos cómo funciona y por qué es tan interesante.

Mini-LED no es MicroLED

Antes de empezar, hay que resaltar saber que mini-LED y MicroLED no son lo mismo. MicroLED es una tecnología casi futura que está reservada a las pantallas enormes y a la gente con mucho poder adquisitivo de hoy en día, como por ejemplo un Samsung de 110 pulgadas por el genial precio de 156.000 dólares. Mini-LED está disponible actualmente en televisores de tan solo 55 pulgadas y a un precio tan asequible como 700 dólares.

Las pantallas MicroLED de Samsung y LG utilizan millones de LEDs, uno por cada píxel. Básicamente, se mira directamente a los LED que crean la imagen. Y aunque cada MicroLED individual es diminuto, la naturaleza modular de MicroLED significa que puede llegar a ser realmente gigantesco. El ejemplo más grande que hemos visto de The Wall de Samsung alcanza las 292 pulgadas de diagonal, aunque la versión de 2022 no es necesariamente modular y oscila entre unas relativamente modestas 89 y 110 pulgadas.

Los mini-LED TV están dentro de la categoría de televisores de tamaño normal, pero los propios LED son mucho más grandes que los MicroLED. Al igual que los LED estándar que se encuentran en los televisores actuales, se utilizan para alimentar la luz de fondo del televisor. Una capa de cristal líquido, el LCD propiamente dicho, modula esa luz para crear la imagen. Los MicroLED no son LCD en absoluto, sino una tecnología de televisión completamente nueva que también utiliza LEDs.

A continuación te mostramos cómo se comparan entre sí y con los LED, QLED y OLED estándar.

LED estándarQLEDOLEDMini-LEDMicroLED
Gama de tamañosA partir de 15 pulgadasA partir de 32 pulgadasA partir de 42 pulgadasA partir de 55 pulgadas A partir de 89 pulgadas
Precio típico de un 65 pulgadas$800$900$2,000$1,000N/A
Marcas de televisores en EE.UUTodasSamsung, TCLLG, Sony, VizioHisense, LG, Samsung, Sony, TCLLG, Samsung
Basado en la tecnología LCDNoNo

Comparación entre las tecnologías de Tv por diodos emisores de luz

Luces brillantes, TV grande, mejor atenuación local

Para entender el mini-LED, hay que entender el LED estándar, al menos en lo que respecta a su tv. En el interior de todos los televisores LCD modernos (o sea, todos los que no son OLED), hay entre unos pocos y unos cientos de diodos emisores de luz (led), que son diminutos dispositivos que consiguen emitir luz cuando se les da electricidad y se utilizan en todo el mundo moderno, desde la linterna del teléfono hasta las luces traseras del coche. Su tamaño varía: suelen tener alrededor de 1 milímetro, pero pueden ser menores de 0,2 milímetros. En el televisor, estos LED se denominan colectivamente «luz de fondo» (backlight).

samsung mini led

En algunos modelos de tv, los LED están en los bordes, apuntando hacia dentro. Sin embargo, en otros modelos los LED están detrás de la pantalla, apuntando hacia ti. Con el objetivo de mejorar la calidad de la imagen y sobre todo para apreciar el alto rango dinámico (HDR), se necesita la atenuación local. En este caso, el televisor atenúa los LED detrás de las secciones oscuras de la imagen para crear una mejor relación de contraste entre las partes brillantes de la imagen y las oscuras.

Lo ideal sería poder atenuar cada píxel lo suficiente como para crear una relación de contraste visualmente impresionante. Así es como funcionan, por ejemplo, el OLED y el MicroLED. Sin embargo, con la pantalla LCD es mucho más difícil. El panel de cristal líquido que crea la imagen sólo bloquea la luz creada por la retroiluminación. No se puede bloquear toda la luz, por lo que la imagen es más gris y tiene menos «punch» que con OLED.

La atenuación local mejora este problema, pero no es 1:1. No hay un LED para cada uno de los más de 8 millones de píxeles de un televisor 4K. En su lugar, hay miles, si no cientos de miles de píxeles para cada LED (o más exactamente, grupos de LEDs llamados «zonas»). El número de LEDs que se pueden colocar en el panel trasero de un televisor tiene un límite antes de que el consumo de energía, la producción de calor y el coste se conviertan en factores gravemente limitantes. Así, entran los mini-LED.

A lo grande con pequeños LEDs

Aún no hay un umbral aceptado pero a los LEDs de menos de 0,2 milímetros se les suele llamar mini-LEDs. A menudo son de 0,1 milímetros o menos. Pero no son demasiado pequeños: A partir de 0,01 milímetros, se denominan MicroLED.

En general, cuando un LED se hace más pequeño, se vuelve más tenue ya que hay menos material para crear la luz. Esto se puede compensar un poco dándoles más electricidad pero aquí también hay un límite, definido por el consumo de energía, el calor, la longevidad y la practicidad.

No hay dudas que la tecnología LED mejora y se vuelve más eficiente. Las nuevas tecnologías, los nuevos métodos de fabricación y otros factores hacen que se genere la misma cantidad de luz con menos energía, o más luz con la misma energía. La nueva tecnología también permite que los LED sean más pequeños.

Uno de los primeros mini-LED TV disponibles fue la serie 8 de TCL. Contaba con más de 25.000 minileds distribuidos por la parte trasera del televisor. Se agrupaban en unas 1.000 zonas. Ambas cifras son muy superiores a las de un televisor LED tradicional. El Hisense U8G de 65 pulgadas, por ejemplo, tiene 485 zonas de regulación local, mientras que el Vizio P85X de 85 pulgadas tiene 792. Ningún fabricante de televisores, aparte de TCL, indica oficialmente el número de LED de sus televisores, pero cabe suponer que ninguno llega a los 25.000 (aún).

Por supuesto, no hay que esperar que todos los televisores mini-LED tengan tantos LEDs. Los modelos de gama baja tendrán muchos menos, pero probablemente más que los televisores LED normales. Por ejemplo, la serie 6 de TCL, de 65 pulgadas, tiene 1.000 minileds y 240 zonas, más que muchos modelos de su precio, pero claramente no al mismo nivel que la serie 8.

sony mini led

Si se quitara la capa LCD del televisor, los mini-LEDs crearían una imagen que parecería una versión de vídeo en blanco y negro de baja resolución del programa que se estuviera viendo (ver las comparaciones de pares de imágenes de arriba). Al poder atenuar partes de la pantalla con mucha más precisión, la relación de contraste aparente general aumenta. Todavía no es tan bueno como poder atenuar cada píxel individualmente (como el OLED y el MicroLED), pero está mucho más cerca de ese ideal que incluso las pantallas LCD LED de matriz completa más elaboradas actualmente.

Tener más zonas es un factor importante en este caso, ya que significa mejorar otros dos aspectos de la imagen. El más obvio es la reducción del «blooming» típico de muchas pantallas LCD de atenuación local. El blooming se produce porque la retroiluminación local es demasiado gruesa, creando luz detrás de una parte de la imagen que debería ser oscura.

Imagínese una farola en una carretera oscura. Un televisor con atenuación local no tiene la resolución necesaria en su retroiluminación para iluminar sólo los píxeles que crean la luz de la calle, por lo que tiene que iluminar también parte de la noche circundante. Muchos televisores LCD han llegado a ser bastante buenos en esto, pero no tan buenos como algo que puede atenuar cada píxel como el OLED. Con el mini-LED TV, es posible que no se puedan iluminar las estrellas individuales en una escena nocturna, pero la luna probablemente no tendrá un halo.

Como hay menos posibilidades de blooming, los LEDs pueden ser impulsados con más fuerza sin temor a los artefactos. Por tanto, puede haber una mayor relación de contraste en pantalla en una mayor variedad de escenas. Las partes brillantes de la imagen pueden ser realmente brillantes, las partes oscuras de la imagen pueden ser totalmente oscuras o casi.

Samsung Neo QLED, LG QNED y TCL OD Zero

¿Qué hay en un nombre?, el nombre general de la tecnología es mini-LED. Así lo llaman TCL, Sony y Hisense, mientras que LG y Samsung, fieles a su estilo, prefieren utilizar sus propios nombres.

El de Samsung es Neo QLED, basado en los años que lleva la compañía comercializando QLED con puntos cuánticos. El QNED de LG, basado en su tecnología Neo-LED, es una novedad en el desconcertante mundo de las siglas de los televisores.

Seguramente habrá diferencias entre la forma en que estas empresas implementan el mini-LED, sobre todo en cuanto al número de LED en cada tamaño de televisor. Además, la calidad de la dirección de estos LED y otros factores determinarán la calidad de su aspecto en comparación con los demás televisores y con otras tecnologías.

Por su parte, TCL ha presentado también este año su tercera generación de televisores mini-LED, denominada OD Zero. TCL afirma que los televisores OD Zero serán mucho más finos, sólo 10 mm en el primer ejemplo, gracias a la reducción de la distancia entre la capa de retroiluminación y la de la pantalla LCD. Ese televisor también es un modelo 8K de 85 pulgadas que cuesta 10.000 dólares.

A principios de 2022, el único gran fabricante de televisores que no ha introducido el mini-LED es Vizio, pero eso podría cambiar una vez que la compañía anuncie su línea oficial para 2022 en primavera.